El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) es un impuesto indirecto que recae sobre el consumo de bienes y servicios. En el ámbito empresarial, el IVA tiene dos componentes fundamentales: el IVA soportado y el IVA repercutido. Entender ambos conceptos es crucial para la correcta gestión financiera y contable de cualquier negocio. A continuación, exploraremos en detalle qué son, cómo se calculan y cuál es su importancia en la operativa diaria de las empresas.

¿Qué es el IVA Soportado?

El IVA soportado es el impuesto que las empresas pagan a sus proveedores cuando adquieren bienes o servicios necesarios para su actividad. Este impuesto forma parte del precio de compra y se refleja en las facturas que emiten los proveedores.

¿Cómo de calcula el IVA Soportado?

  • Identificar la Base Imponible: Es el precio de compra antes de aplicar el IVA. Por ejemplo, si compras un bien por 100 euros más IVA al 21%, la base imponible es 100 euros.
  • Calcular el Importe del IVA: El importe del IVA se obtiene multiplicando la base imponible por el tipo impositivo del IVA. En el ejemplo anterior:

IVA=Base Imponible × Tipo Impositivo del IVA

IVA=100 euros×0.21=21 euros

Ejemplos de IVA Soportado

Imaginemos que una empresa de confección compra telas a un proveedor. En la factura, además del coste de las telas, se incluirá un importe adicional correspondiente al IVA. Este importe es el IVA soportado por la empresa de confección. De manera similar, si una oficina adquiere material de oficina, el IVA incluido en la factura será el IVA soportado.

Registro del IVA Soportado

El IVA soportado debe registrarse adecuadamente en la contabilidad de la empresa. Para ello, es necesario conservar todas las facturas de compra que justifiquen este gasto. Estos registros permitirán a la empresa deducir el IVA soportado del IVA repercutido en sus declaraciones trimestrales o mensuales ante la Agencia Tributaria.

¿Qué es el IVA Repercutido?

El IVA repercutido, por otro lado, es el impuesto que las empresas añaden al precio de venta de sus bienes o servicios cuando los venden a sus clientes. Este impuesto es recaudado por la empresa y debe ser transferido posteriormente a la Agencia Tributaria.

¿Cómo de calcula el IVA Repercutido?

  • Identificar la Base Imponible de la Venta: Es el precio de venta antes de aplicar el IVA. Por ejemplo, si vendes un servicio por 200 euros más IVA al 21%, la base imponible es 200 euros.
  • Calcular el Importe del IVA: El importe del IVA repercutido se calcula de la misma manera que el IVA soportado: multiplicando la base imponible por el tipo impositivo del IVA. Siguiendo con el ejemplo:

IVA=Base Imponible × Tipo Impositivo del IVA

IVA=200 euros×0.21=42 euros

Ejemplos de IVA Repercutido

Siguiendo con el ejemplo de la empresa de confección, cuando esta vende una prenda de vestir a un cliente, debe incluir el IVA en el precio final. Este importe añadido es el IVA repercutido. De igual manera, una empresa de servicios informáticos que factura a sus clientes por trabajos realizados incluirá el IVA en sus facturas como IVA repercutido.

Registro del IVA Repercutido

El IVA repercutido también debe registrarse de manera precisa en la contabilidad de la empresa. Las facturas emitidas a los clientes servirán como prueba de las ventas realizadas y del IVA recaudado. Estos registros son esenciales para el cálculo y pago del IVA a la Agencia Tributaria.

La Relación entre el IVA Soportado y el IVA Repercutido

La principal relación entre el IVA soportado y el IVA repercutido se manifiesta en las declaraciones de IVA que las empresas deben presentar periódicamente. La cantidad a pagar a la Agencia Tributaria se determina restando el IVA soportado del IVA repercutido.

Ejemplo Práctico

Supongamos que en un trimestre, la empresa de confección ha soportado un IVA de 2,000 euros en compras de telas y otros materiales. Durante el mismo período, ha repercutido un IVA de 3,000 euros en sus ventas de ropa. Al presentar su declaración de IVA, la empresa deberá pagar la diferencia entre el IVA repercutido y el IVA soportado, que en este caso sería de 1,000 euros (3,000 euros – 2,000 euros).

Situaciones de Saldo a Favor

En algunas ocasiones, puede suceder que el IVA soportado sea mayor que el IVA repercutido, resultando en un saldo a favor de la empresa. En estos casos, la empresa puede solicitar la devolución del saldo a favor o compensarlo en futuras declaraciones de IVA.

Importancia de una Gestión Eficiente del IVA

La gestión eficiente del IVA es crucial para la salud financiera de una empresa. Una correcta contabilización y declaración del IVA puede evitar problemas legales y sanciones por parte de la Agencia Tributaria. Además, optimizar la gestión del IVA puede mejorar la liquidez de la empresa, ya que permite recuperar el IVA soportado y reducir el monto a pagar en las declaraciones.

Asesoría Fiscal

Contar con el apoyo de asesores fiscales es altamente recomendable. Nuestra asesoría fiscal en Alcorcón puede proporcionarte orientación experta sobre la normativa del IVA, asegurar que la empresa esté cumpliendo con todas sus obligaciones y ayudar a maximizar las deducciones posibles.

Sara Álvaro Gómez Lexterloi
CEO de Lexterloi. Directora Laboral y Fiscal en Lexterloi | 629 649 471 | sara.alvaro@lexterloi.es | Web

Graduada Social por la UCM
Técnico superior en Administración fiscal y Máster en Dirección financiera
Directora Laboral y Fiscal de Lexterloi



Contáctenos

Oficinas Alcorcón

Avd. Olímpico Fco. Fdez. Ochoa, 18, 1º planta, oficina 6 (Alcorcón)

Oficinas Madrid
Avda. Brasil, 29 (Madrid)

lexterloi@lexterloi.es

+34 916 444 590

+34 658 15 73 00

Pídanos presupuesto / Consulta gratuita**

Rellena el siguiente formulario para solicitarnos presupuesto y realizarnos una consulta gratuita.
** Sólo válido para consultas online bajo la forma del siguiente formulario, en 24 horas recibirá una respuesta a su consulta. A continuación podrá solicitar una cita para asistir con el departamento Jurídico.